Ventilación para evitar COVID

Spread the love

La ventilación para evitar COVID es la mejor opción. Hasta hace unos días se decía que la mejor opción era evitar las goticulas.

En el video realizado por Catedra de Prevención y RSC es realmente bueno para entender esto. Destaco algunos puntos que he ido recogiendo de lo que han dicho.

Hasta hace pocos días el CDC norteamericano decía que el principal transmisor de la COVID son las gotículas. Ahora ponen al mismo nivel la transmisión por el aire. Se han estudiado diversos casos y se ha visto que la transmisión por el aire es importante. Parece que la población piensa que el virus está en una gota de 0.2-0.3 micras. En realidad no es así. Hay partículas de varias micras donde hay muchos virus. Por ello los filtros de micras no se llama solución final. 

El contagio tiene marcado como vías de entrada las vías aéreas y los ojos. 

¿Qué opciones podemos trabajar?

Ventilación

Hay que evitar la ventilación cruzada donde el aire pasa de una persona y luego llega a otra antes de salir. Por supuesto hay que evitar la acumulación del mismo aire en la sala. 

No se puede dejar olvidado el tema de los filtros. Los filtros hepa son adecuados para trabajar contra los virus, pero por si sólo no son suficientes. 

Frecuencia de reposición del aire (mínimo 5 veces por hora) en la sala. Con el ejemplo de una clase se puede entender que; es importante tener en cuenta la ocupación y las barreras a la ventilación. Una clase donde se colocan mamparas de metraquilato dificultan la ventilación, por lo que no es recomendable. Es recomendable en zonas como mostradores o lugares donde se produce una separación entre dos bolsas de aire. Sería válido para evitar las gotículas directas, pero si la otra persona lleva su mascarilla no es necesaria la mampara.

Los estudios sobre ambientes secos o húmedos se han realizado en medios de cultivos no realistas, por ello no se puede concluir su eficacia. Si bien parece ser que los seres humanos tenemos menor riesgo de contagio, hablando en términos generales, en ambientes húmedos. Por ello si se dispone de un humidificador, no es incorrecto usarlo. 

Mascarillas

El uso de las mascarillas no es seguridad 100%, ni siquiera hablando de una que cumpla la norma UNE y sea FFP2, bien ajustada y con el tiempo de vida inferior a 8 hora. Las mascarillas UNE 0065 son mascarillas sociales, sirven para proteger a los demás, no a uno mismo. 

Un detalle relevante, si la mascarilla no está bien ajustada, estar detrás de una persona que la tenga mal ajustada nos expone a que nos de toda su exhalación. Hay que aprender a ajustarse bien la mascarilla. Es fantástica la diapositiva que aportan para explicar en el video señalado arriba. 

Las mascarillas tanto las sociales como las de protección son una opción necesaria, pero por si solas no son suficientes.

Distancia

La distancia permite evitar riesgos de contagio siempre que se superen los 2 metros. No obstante si se produce una corriente de aire que pase de una persona a otra, si la primera está contagiada se produce un contagio de la segunda. 

Contagio por las manos

Parece ser que las manos son también transmisores del contagio. Esto es principalmente debido a que las manos nos las llevamos a la cara muchas veces en la hora. Si tocamos algo en lo que se ha depositado el virus podemos llevárnoslo a la cara. El llevar una mascarilla y unas gafas dificulta notablemente que nos toquemos la cara y disminuye el riesgo de entrada. Hay que recordar la norma de como hay que lavarse las manos y que estas se deben de lavar antes y después de tocar la mascarilla.

Sitios de alto riesgo

Gimnasios, karaokes, ensayos de música de viento, interior bares sin ventilación… hay una muestra amplia por internet. Lo relevante de estos sitios es que hay una exhalación superior a lo habitual que en otros sitios, bien sea por el esfuerzo físico, por tener que levantar la voz o por la dificultad de ventilación natural. 

Resumen

Hacer todo en el exterior con distancia y con mascarilla dificulta realmente mucho el contagio, llegando a valores óptimos. En el interior es necesaria una ventilación que reponga el aire de la sala al menos 5 veces por hora, que no se produzcan corrientes de aire cruzado de una a otra persona, que todo el mundo lleve la mascarilla y que la distancia de seguridad se mantenga. Una higiene de las manos es necesaria