Imprimir

Tartessos

Escrito por Super User. Posted in Blog

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 

-          Abuelo Joaquín cuéntame cómo llegamos a este planeta.

-          Helena, esto te lo contarán en la escuela dentro de unos años y es posible que no te lo cuenten como yo, pero eso es porque aún hay miedo a hablar de los viejos tiempos.

Todo empezó cuando vivir en el planeta natal era complicado.  Por aquellos tiempos la vida era muy dura. Los hombres vivían todo el día preocupados por el consumo. Preocupados por el consumo de recursos, por el consumo de combustibles fósiles, por el consumo de oxígeno, por el consumo del compuestos radiactivos. Estaban tan preocupados por el consumo que hasta el consumo de calorías lo medían. En aquella época no era extraño ver a personas vestidas con flextrajes. Los flextrajes eran unos trajes fabricados a base de polímeros naturales recubiertos de capas y capas de electrodos repartidos por todo el cuerpo. Estos trajes tenían la particularidad de que mantenían las espaldas de los hombres firmes y evitaba el principal problema de la clase media-alta de aquel tiempo.

Cuando el organismo que aglutinaba a la mayoría de países del mundo, en aquellos tiempos le llamaban la organización de naciones, se vio impotente para controlar las diferencias sociales entre los países de las zonas más desarrolladas tecnológicamente y los de las zonas pobres en tecnología, se produjo la guerra. No fue una guerra como las de las películas, fue una guerra de las sucias. Todos los días aparecían dignatarios muertos por atentados. Todos los días se producían invasiones llamadas preventivas por los países más ricos sobre los focos de terroristas en los países más pobres. Todos los días había muertes en las noticias. En esta época existían lo que se llamaban religiones del pueblo y en algunos casos eran fanatismos.

-          ¿Qué son fanatismos abuelo?

-          Helena, eso es algo difícil de hacer comprender a un ser racional y coherente como tú. Base decir que se hacía lo que ellos querían o ponían todos sus medios en tu contra.

Al fracasar las Naciones Unidas surgieron personas ricas y altruistas. En un principio quisieron ayudar a los necesitados. Pero sus propios gobiernos les impedían hacerlo y los gobiernos más necesitados a los que se destinaban los recursos estaban gobernados por fanáticos.

En pocas décadas las personas altruistas se dieron cuenta de que estaban enfocando mal su dinero y su tiempo. Por aquella época también había cosas buenas. Se había descubierto como utilizar los datos genéticos del hombre para ser curadas las mayorías de las enfermedades. Se habían convertido en enfermedades crónicas algunas que eran mortales para la mayoría. Se había avanzado tanto en la genética que era posible traer al mundo a seres humanos más sanos y mejor preparados para el clima más contaminado que era el que reinaba en las ciudades. En estos avances de la genética tiene mucho que ver nuestra historia, pero eso ya llegará.

Gerión era un joven  de 21 años titulado por la universidad de Huelva, una ciudad del planeta natal, que se había doctorado con honores en  ingeniería química. Sus ultimos años los pasó estudiando en Italia, junto a un gran maestro del campo de la reología el flujo de los compuestos. En la universidad italiana pudo conocer a compañeros que realizaban prácticas en el ciclotrón. El ciclotrón es un acelerador de partículas que permite estudiar un campo de la física teórica que es vital para conocer el espacio.

Powered by Bullraider.com
Blog Barrancos
Siguenos en Facebook
Youtube