Imprimir

Sendero los Pilones. Valle del Jerte

Escrito por Buquin. Posted in Senderismo

Valoración del Usuario:  / 0

En la comarca del Valle del Jerte,Los Pilones muy cerca del pueblo con el mismo nombre nos encontramos esta ruta que transcurre por la Garganta de los infiernos. Se trata de una ruta de dificultad media-baja. La hemos cateogorizado así pues si bien se puede realizar en una hora de ida y otra de vuelta el sendero de ida es de una subida constante a lo largo de un camino bien preparado con escalones. El esfuerzo de la subida nos lleva a una calzada romana que tiene una fuerte pendiente descendiente y que resbala notablemente. calzada romana

El recorrido se inicia en el Centro de Interpretación de la Garganta de los Infiernos, situado en el paraje de Los Arenales.

La ruta está perfectamente señalizada. La primera parte transcurre por un castañar, donde el sendero se abre paso ascendiendo entre helechos y roca granítica en muchos tramos. También habrá robles y cerezos a lo largo del camino. La arboleda es generosa en todos los tramos, por lo que abunda la sombra. A lo largo del camino se pueden ver diversas gargantas y cascadas con sus cristalinas aguas, más abundantes en otoño, invierno y primavera.

Algunos tramos de pista se unen al sendero ascendente y en ocasiones permite asomarse a los salientes de piedra, desde los que se contemplan paisajes de gran belleza. También se pueden observar una gran variedad de aves, entre las que destacan los buitres o las águilas.

El ascenso continúa entre huertos de cerezos hasta alcanzar de nuevo la pista, que conduce definitivamente a Los Pilones. La pista forestal, que cruza algunos arroyos, lleva a una liguera bajada que conduce a un puente de madera que salva las aguas de la Garganta, que fluye desde la parte más alta de la reserva.

Al cruzar el puente se accede a una escalera que ha sido moldeada en la piedra. Desde este punto ya se pueden admirar las curiosas formaciones de grandes pozas, marmitas o pilones de distintos tamaños, que durante siglos han sido creadas por la fuerza erosiva del agua en la dura roca de granito. Al final de las escaleras hay un gran pilón, en el que si es verano se puede aprovechar para darse un refrescante baño. Después de descansar y de admirar este singular paraje, se puede iniciar el regreso, por el mismo camino por el que se ha llegado.

En el entorno de la ruta se pueden ver magníficos parajes de castaños, robles y helechos. En cuanto a la fauna, abundan en la zona milanos, buitres negros y leonados, halcones, jinetas o gatos monteses, entre otros animales.

Las panorámicas son uno de los atractivos que más sorprenden a lo largo del recorrido por la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos.

Existen multitud de páginas donde encontrar información sobre este sendero alguna de ellas han dado información que ha sido recogida en este artículo.

Add a comment (0)

Imprimir

Sendero Las Cascadas de las nogaledas

Escrito por Buquin. Posted in Senderismo

Valoración del Usuario:  / 0

En el pueblo de Navaconcejo
parte una ruta muy bonita para realizar y de poca dificultad. Se trata de un ascenso de una hora por un camino de escalones que termina al llegar a una carretera donde debemos seguirla a mano izquierda para encontrarnos a unos 300 m un camino que desciende hacia el pueblo dando varios giros.

 La difucultad media-baja y duración aproximada de dos horas entre la subida y bajada con paradas para apreciar el paisaje.

Llegamos a Navaconcejo, entramos en el pueblo y cruzamos por el primer puente que vemos para atravesar el río Jerte , giramos a la derecha buscando la calle de las nogaledas y ya empezamos a ver letreros que nos indican el principio de la ruta de las "cascadas de las nogaledas"inicio ruta

 

El sendero asciende paralelo al rio que ya nos acompañará durante todo el ascenso. El frescor y la sombra la encontraremos desde el primer momento, pero en épocas de calor el esfuerzo del ascenso pueden hacer un poco desagradable la primera parte del sendero. No obstante no es problema porque en cascada con poza el camino encontraremos unas cascadas con pozas naturales donde podremos refrescarnos con un baño.

 

 Durante el camino encontraremos varias cascadas con una belleza similar a esta. En la sección de fotografía hay varias fotos más del camino para hacernos una idea más correcta de lo que encontraremos.

Add a comment (0)

Imprimir

Sendero Mulva Munigua

Escrito por Buquin. Posted in Senderismo

Valoración del Usuario:  / 0

En la localidad de Villanueva del Río y Minas, en la Sierra Norte de Sevilla podemos encontrar unas ruinas romanas al final de un pequeño sendero. Se trata de las ruinas de Mulva Munigua. Los restos se descubrieron en 1756 y se pensó que eran restos de un castillo y son conocidas como "Castillo de Mulva", pero las excavaciones que más tarde llevó el Instituto Arqueológico Alemán de Madrid, evidenciaron que eran las ruinas de la ciudad de Munigua, importante santuario, fundición y un balneario con dos periodos de ocupación; uno prerromano y otro romano que abarcan desde el s.VI a.C. hasta principios del S. II d.C.

El sendero puede realizarse andando desde el pueblo de Villanueva del Río y Minas o siguiendo la carretera hasta el apeadero de Arenillas, donde se encuentra la puerta de la finca que al ser propiedad privada no permite el paso de vehículos a motor.

Villanueva del Rio y Minas , municipio aparecido en torno a la explotación minera de una de las cuencas carboníferas mas importantes de Andalucía hasta su abandono en los primeros años de la década de los 70 del siglo pasado.

En el recorrido hasta las ruinas se atraviesa parte de una finca particular en la que pasta ganado vacuno por lo que, especialmente en época de cría, pueden poner alguna traba a los senderistas. En cualquier caso, siempre hay un cartel que prohíbe el paso por la existencia de animales sueltos.

La ruta no tiene apenas pendiente y el recorrido no supera los 2 km y medio por lo que se puede categorizar como dificultad baja. La única nota sería el riesgo que puede tener atravesar una finca con ganado vacuno, que normalmente no dan problemas pero en época de cría es mejor evitar.

La ruta si bien es fácil se adjunta dos track de la misma para ver en kml: 1 y 2(menos correto)

El urbanismo que se diseña y se conserva para esta ciudad comienza a realizarse en época de Augusto (27 a.C. 14 d.C), prolongándose hasta finales del siglo I y principios del siglo II. La mayoría de los edificios civiles y religiosos, entre los que destacan el Santuario, corresponden al último tercio del siglo I. Este auge constructivo se atribuye principalmente al cambio de estatus jurídico que el Municipio sufre.

El emperador Vespasiano (69-79 d.C) les concede el derecho latino y eleva la ciudad a la condición de Municipio con todo lo que ello representa desde el punto de vista administrativo. Esta relación con el Imperio romano queda reflejada en la placa de bronce, tessera de hospitalidad, que los muniguenses realizan con Augusto a través de cuestor Sexto Curvio Silvino. Gracias a este documento y por medio del toponímico que en él se menciona, conocemos el nombre de la ciudad Municipio Flavio Muniguense.

La ciudad tuvo su máximo apogeo en el siglo II, después comenzó a declinar a partir del siglo IV, donde se observa como las casas se reparan y reducen de tamaño con su considerable descenso de población, siendo este proceso mas evidente entre los siglos V y VI. Se han constatado ocupación islámica hasta el siglo VIII por ciertas construcciones de época almohade. En estos años el núcleo de población va desapareciendo de la zona, abandonándose la ciudad.

Entre los restos de lo que fue Munigua, destacan el Santuario que corona esta colina sagrada, el Foro y la Basílica, casas, termas y la necrópolis.

Conjunto Monumental de Munigua

1. La muralla circunda la ciudad por tres partes, quedando la zona oeste abierta. Por esta razón no se trata de una muralla defensiva. Se descubrió una puerta al Sur y cuatro torres interiores.

2. El Santuario de Terrazas domina la ciudad desde la cima con una ubicación central. La planta sigue un modelo de construcción helenístico y tardo republicano de época romana. El edificio es simétrico, compuesto por una zona absidiada con la cella del templo a su espalda y dependencias laterales. Se accede al templo por dos rampas.

3. Templo de podio, situado en la segunda terraza. Contaba con cuatro columnas en su fachada y el tejado de doble vertiente. Se accede a el mediante una escalera. Estaba recubierto con placas de mármol.

4. Pórtico. Era de dos plantas y se abría a un cruce (posible plaza) así como a la calle del Foro. En una esquina, el ediculo, con un altar dedicado a Mercurio.

5. El Foro y la Basílica (centro administrativo) se halla en la terraza inferior. Se trata de una plaza porticada en cuyo centro se levanta un templo sobre podio. En el lado Norte cuatro estancias de las que se identifican tres. La mayor es la Curia, sala de reuniones de los magistrados. En la siguiente un monumento al Dis Pater (dios del mundo infernal) en forma de caballo de bronce. Después el Tabularium, el archivo de la ciudad. En el lado Sur la Basílica, centro jurídico y comercial.

6. Las Termas, se hallan cubiertas para proteger las pinturas que en ellas se pueden ver. Las paredes presentan una decoración pintada por paneles con grandes rectángulos rojos y líneas amarillas. En la sala con el ábside estas pinturas tapan una primera decoración a base de motivos vegetales. En el ábside una estatua de Ninfa (diosa del agua) presidía la sala con una fuente a sus pies. Las otras habita­ciones servían para el baño caliente y sauna (calda­rium, tepidarium) y el baño frio (frigidarium).

7. Casas. Se han puesto a la luz hasta seis edificios residenciales. Éstos siguen el modelo de las casas romanas, un patio en torno al cual se disponen las habitaciones.

8. Necrópolis. Se han excavado dos zonas de enterramientos. La mejor conservada se halla en torno al Mausoleo, en la parte Este de la ciudad. Los enterramientos, principalmente, son de incineración sin contener apenas ajuar.

Está situado en las coordenadas 37°42'47.76"N 5°44'25.86"W

fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Munigua

Add a comment (0)

Imprimir

Sendero Ribera de Jabugo

Escrito por Buquin. Posted in Senderismo

Valoración del Usuario:  / 0

El domingo 26 de Septiembre hicimos el sendero Ribera de Jabugo.

Dificultad: media

Longitud: 4.8km

Tiempo estimado 1h y 45 min ida.

 El sendero parte de Galaroza,

Ver mapa en google

El sendero enlaza con Castaño del Robledo a través de una zona de ribera, alimentada por el río Múrtiga, que recibe el nombre de Ribera de Jabugo, cauce cuyo nombre, igual que el del pueblo, se debe a los bosques de saúco existentes en la zona.

Partimos de Galaroza, situándonos en el margen sur de la carretera Fuenteheridos-Aracena. En la parte central de un conjunto de edificaciones se encuentra una calleja y el inicio del recorrido. El camino comienza empedrado y flanqueado por sendos muros de piedra.Transcurre un primer tramo en pendiente ascendente hacia el oeste por un camino empedrado. Este camino aparece flanqueado por muros donde localizamos Bidens aurea, ortigas, hiedra, la bella campanulácea alfilerillos de viuda, violetas, botón de oro, escaramujos, etc. Entramos en un alcornocal con abundante matorral, donde se encuentran orilleras, retama loca, quejigos, rebollos, coscojas, zarzaparrillas, toronjil, codesos y endrino o espino de injertar. Este último es un arbusto protegido por el Catálogo Andaluz de Flora Silvestre Amenazada y posiblemente originario de los ciruelos europeos actuales.

La gran diversidad vegetal y lo exuberante de la vegetación convierten este itinerario en uno de los más representativos y espectaculares del ParqueFoto por Miguel Ángel Mato

Llegamos a un claro que desciende hacia dos riberas. Bajamos por el camino de la izquierda y cruzamos un cauce donde hay un pequeño puente de cemento. Subimos hacia la derecha y, enseguida, rodeamos a izquierda un saliente. Pronto nos encontramos en el valle de la rivera. A partir de este momento el sendero avanzará, en su mayor parte, paralelo al cauce.

Hacia la mitad del recorrido, bajo el cerro El Toril, el camino desciende aproximándose al cauce. Una pequeña explanada se abre entre frutales y castaños. Continuamos el sendero acompañados, cada vez con mayor frecuencia, de huertas. Pasaremos un camino que nos llega por nuestra izquierda y proseguimos hasta cruzar el mismo cauce de la rivera del Múrtigas donde hallaremos avellanos, álamos negros, alisos, fresnos, sauces, parras silvestres y numerosas herbáceas destacando la borraginácea nomeolvides, la rosácea de tallos rastreros cinco en rama , hierba verruguera, con látex naranja, lechetreznas, borraja, etc.

 

Una vez esto, encontraremos un cruce de caminos: el de la derecha nos conducirá a Jabugo y el de la izquierda a El Castaño del Robledo. Tomamos pues el de la izquierda para, algo más adelante, volver a cruzar saltando entre piedras. Una vez pasado el desvío a Jabugo, el camino empieza a subir entre muros pasando por dehesas de alcornoques con encinas y quejigos además de alguna huerta de manzanos y caquis.
A nuestra derecha encontraremos algunos olmos y una lieva, que sale de un manantial con bastante agua, donde podemos encontrar helechos poco frecuentes . También, en los muros localizamos diversos helechos, alguno de ellos protegido por el Catálogo Andaluz de Flora Silvestre Amenazada.

Foto por txampo

Vamos subiendo suavemente por la ladera dentro de un castañar, con pinos Flandes, olivos.Además de abundante matorral de escobones, brezos blancos, rebollos, madroños, jarón, jaguarzo morisco, jara rizada, tojos, aulagas, carquesas, zarzaparrillas, retama loca, madreselva, etc.

Pasamos por una umbría con castaños y quejigos además de aulagas, ruscos, helechos comunes, dedaleras, orégano, cornicabras, etc. Y, seguidamente, por una solana con alcornoques, encinas y algunos olivos. El matorral que se nos presenta es xérico con jaras y aulagas destacando la presencia del torvisco albar, de hojas con los márgenes densamente pubescentes.

El sendero se estrecha por un denso zarzal. Algo más adelante, a nuestra izquierda, localizamos un manantial. Más adelante, el camino baja acercándose a la ribera. Este punto es muy interesante por aproximarnos al bosque galería y descubrir varias joyas botánicas como Clemátides, arbusto trepador endémico del oeste de la Península Ibérica, primaveras, de grandes flores amarillas, y lirios hediondos. Abundan frutales como cerezos, nogales, manzanos y castaños acompañados de escaramujos, orilleras, rebollos, quejigos, majuelos, etc.

El sendero continua paralelo a la ribera con abundantevegetación higrofítica: abundan saucos, alisos, sauces, fresnos, primaveras, etc. Ya, en el último tramo, la pendiente aumenta rodeandonos un alcornocal en el que abundan olivillas, dedaleras, jaras rizadas, etc. Llegados a las proximidades de El Castaño del Robledo (atención porque hay una carretera), podemos volver hacia atrás.

Texto extraido de utrempresa

Add a comment (0)

Imprimir

Sendero Río Majaceite

Escrito por Buquin. Posted in Senderismo

Valoración del Usuario:  / 0

Dificultad: media

Longitud: 4.8km

Tiempo estimado 1h y 45 min ida.

Track: google earth (kml)

Resumen en pdf

riomajaceitePara iniciar la ruta desde Benamahoma debemos buscar la carretera que lleva a Ubrique A373 y cuando lleguemos al municipio del Bosque desviarnos por la A372 hasta llegar a Benamahoma.

Mapa en google map de como llegar a Benamahoma


Ver mapa más grande

Es un agradable paseo desde El Bosque a Benamahoma, en el cual acompaña el río Majaceite, que, en su cabecera, es llamado El Bosque y es hábitat de las esquivas nutrias. Nos deleitará un excelente bosque de galería; chopos, fresnos y olmos, y observar los intentos de aprovechar el curso de agua para generar energía y así, veremos molinos y la "Eléctrica de la Sierra", antigua central. Muy recomendable es la visita al Ecomuseo de Benamahoma.

Desde Benamahoma a El Bosque será un ligero descenso por lo que si harémos el sendero de ida y vuelta conviene empezarlo en El Bosque, en caso contrario partiríamos desde Benamahoma.

Se trata de una ruta muy sencilla que puede realizarse con niños y discurre a la sombra gran parte del camino. Es preciosa den cualquier época del año por estar acompañado el sendero en todo momento del Río Majaceite que en su discurrir deja preciosas imágenes. Es de destacar la piscifactoría que podemos encontrar en la zona de El Bosque donde si disponemos de un poco de tiempo podemos comprar algunas truchas que nos harán recordad este estupendo camino cuando las degustemos.

El río Majaceite nace en Benamahoma, donde se le denomina también río El Bosque hasta su confluencia con los ríos Ubrique y Tavizna en el embalse de Los Hurones.

A partir de aquí, de escasa pendiente (salva un desnivel de 200 m en unos 50 km de longitud), toma dirección oeste hasta llegar al sur de Arcos de la Frontera, a la llamada Junta de los Ríos, donde afluye finalmente el Guadalete.

Geológicamente se distinguen dos tramos: uno inicial, triásico, y el segundo de tipo cuaternario. Sus afluentes son, aparte de los ya nombrados Ubrique y Tavizna, el arroyo del Caballo, el arroyo Astillero, el arroyo de la Zorra (margen izquierda), el arroyo Garganta de Echevarría, el arroyo Benajimas y el arroyo Mazorcán (margen derecha).

En este río gaditano se encuentra el embalse de Guadalcacín, el mayor de la provincia de Cádiz, con 800 hectómetros cúbicos de capacidad y 3670 ha de superficie.

Además, está conectado con el río Guadiaro por un túnel, para que cuando este tenga caudal suficiente (6 metros cúbicos de agua por segundo[1] ) le pueda trasvasar agua para el pantano.[2

Add a comment (0)

Principios de senderos

  • 1º Prepara tu ruta
  • 2º Estudia la dificultad
  • Lo siguiente es equiparte adecuadamente y salir con los amigos a disfrutar de la naturaleza

    Blog Barrancos
    Siguenos en Facebook
    Youtube